lunes, 3 de octubre de 2011

Los errores se pagan donde más duelen...

Siempre te dicen que los errores se pagan, que suelen pagarse con las cosas que uno más ama.
Pero rara vez nos percatamos de eso....no hasta que nos toca, hasta que lo vivimos en carne propia.

Ja! la vida seguro decidió cobrarse algunas travesuras de las que soy culpable y encontró la mejor manera de hacerlo.
No me duele el cuerpo, me duele el alma.
No me siento triste, me siento desolada.
No estoy asustada, tengo terror.

Y de seguro la vida.... la vida se ríe de mí, a carcajadas la muy descarada...
No que no pizadita! No que no! seguro dice de mí.....

Patricia

martes, 21 de junio de 2011

Puedo ser honesta?

Acaso tengo que decir lo que quieren escuchar para merecer su cariño, su afecto? 
para que me tomen en cuenta? para que me inviten y me incluyan en sus actividades o reuniones?

Si no estoy de acuerdo con lo que los demás dicen o hacen me terminarán haciendo a un lado? 
Preguntas que me asaltaron hoy!

Hoy mirando las publicaciones en mi página de Facebook noté que la gente se pone comentarios positivos, likes, palabras de ánimo...felicitaciones, etc. y me parece algo fenomenal, creo que se fomentan las relaciones a distancia, aquellas que no podrían mantenerse si no fuera por esta herramienta. 
Muchas personas se mantienen al tanto de otras por medio de sus fotos, comentarios y estados...y hasta se identifican con la manera de vivir de aquellos a quienes consideran sus amigos.

Pero? siempre hay un pero...no?  O acaso soy yo la negativa?
Y me pregunté, cuantos de esos comentarios son honestos, sinceros, verdaderos?

Será que todos nos alegramos con la boda, el compromiso, los viajes y la felicidad de los demás?
De verdad estamos de acuerdo con lo que los demás escriben o piensan?

O simplemente estamos siendo condescendientes?
                   *Condescendiente: Que condesciende o tiende a acomodarse a los gustos o deseos ajenos.

Yo por ejemplo, no estoy de acuerdo con los que tratan de evangelizarnos a toda costa, que nos bendicen y ponen citas bíblicas para obligarnos a creer en su religión... tampoco con aquellas que nos presumen sus parejas de turno, aunque les duren un par de semanas...

Y mucho menos con aquellos que  pretenden hacernos creer que su vida es un dechado de virtudes, cuando sabemos perfectamente que tienen una gran cola que les pisen... 

Pero por qué no se los digo?
Que pasaría si se los comentara? Si les digo que no estoy de acuerdo,  peor aún.. que pienso diferente?

Qué pasaría si cuestiono sus decisiones? si me atrevo a decir realmente lo que pienso?
No creo que la reacción sea de tolerancia y comprensión...pero bueno...

Creo que empezaría por decirle a un par que debería darles vergüenza a su edad estar escribiendo todo con "Z", a otros les diría que tanto amor, besos y cariños más parece que es para convencernos y "convencerse" de que su amor es cierto y verdadero...a otros tantos que la foto no les favorece y que sus comentarios regularmente son estúpidos...y a uno que otro le reclamaría por las faltas ortográficas, por su pésima redacción y por no informarse antes de hablar.

Pero entonces....cuál sería mi suerte?
Seguro me eliminarían, me reportarían o alertarían a los demás para no agregarme a su Facebook, sin ninguna contemplación!
Me condenarían al destierro "virtual"...no le parece a usted?

Sé que mi familia y amigos cercanos  saben que no comulgo con algunas de sus creencias, decisiones y formas de vida, pero no me eliminan porque prefieren "guardar las apariencias"... 
Sin embargo ya no me invitan a los cumpleaños, ni reuniones, no me participan de sus "actividades sociales"..etc  
Sólo soy su "amiga" en Facebook y tengo derecho a ver las fotos de sus eventos...con lo que debería sentirme satisfecha.

Aún así creo que podría animarme a intentarlo... a tratar de ser completamente honesta... y estoy segura que  no me quedaría completamente sola....

Gracias a Twitter he conocido personas a las que he podido agregar a Facebook y que leo por la calidad de  sus ideas, por lo que piensan y por lo que hacen, personas valiosas de muchas maneras, que escriben cosas interesantes, que merecen la pena ser comentadas y que se ganan los "me gusta" a pulso.... personas a las que me gustaría llamar en un futuro "mis amigos"

No está todo perdido....quiero creer...
Hay personas en este camino que llamamos "vida" suficientemente inteligentes como para soportar una crítica, un comentario y la diversidad de creencias y formas de pensar...

Al final....esto funciona! Yo ya me respondí mis preguntas....

Y usted?

Patricia



viernes, 17 de junio de 2011

A golpes?

Esta semana un artículo en El Periódico, acá en Guatemala, hizo que tanto mujeres y hombres se mostraran molestos y ofendidos en su calidad de seres humanos, al sugerir que las mujeres para no ser golpeadas, deberíamos de permanecer calladas. "Calladita, se ve más bonita" dicen.... que estupidez!

Se sugiere que las mujeres provocamos la ira de los hombres, al punto de que nos agarren a golpes; al recibirlos con insultos y regaños, cuando llegan borrachos de la calle. Y qué esperaban, caldito y cariños?

Leí algunos comentarios de hombres que piensan que las mujeres algunas veces hablamos "demasiado", que no cuidamos nuestra lengua, que provocamos con insultos y palabras hirientes que ellos nos quieran golpear.
Y yo pensaba... que acaso no puede regresar por donde vino o meterse a la habitación y esperar que la tormenta pase? Acaso no puede admitir que se equivocó y entender la molestia que causa su comportamiento? o hablar con su pareja y hacerle saber que sus palabras le hieren y que le gustaría trabajaran en eso para mejorar?

Las mujeres tenemos facilidad de palabra, la mayoría hablamos porque así es como comunicamos nuestros sentimientos y es lógico que también así nos defendamos. Pero de eso a que merezcamos ser golpeadas por hacer reclamos que consideramos justos...o a lo mejor injustos....eso es inaceptable.

He de admitir que una vez fui golpeada, por decir más de lo que debía, por no respetar. Estuve a punto de denunciarlo. No lo hice. No crea que por miedo, sino por el dolor que seguramente le hubiera causado a mi madre.

Es un evento, que no se puede superar. No tiene disculpa, y mucho menos se olvida. Las cosas a partir de ahí jamás vuelven a ser iguales.
Los golpes nos dañan física, emocional y psicológicamente. Los golpes no nos enseñan nada.
Los golpes nos humillan y nos denigran.

Las mujeres, hombres, niños, ancianos, homosexuales, lesbianas, son antes que eso...seres humanos. Merecen respeto, consideración, pero sobre todo la oportunidad de expresarse, opinar, alegar, regañar, enojarse, gritar, sin por eso merecer una golpiza.

Entiendo que las palabras suelen doler mucho más que los golpes, pero si a usted le ofende una palabra, está en la libertad y el derecho de darse la vuelta y discutir sobre el tema cuando las cosas estén más tranquilas. La violencia jamás será la solución. El maltrato deja heridas imposibles de sanar.

Yo siempre me pregunto, a usted le gustaría recibir un golpe por decir lo que siente?

A mí no.

Patricia.

domingo, 12 de junio de 2011

¿Y por qué nos dicen "Calientes"?

Twitter: Usted sígala...que ella es "Caliente", es una "Sextuitera" o es "Puta" dicen...

¿Por qué cuando una mujer se expresa y habla temas sobre sexualidad, es tachada de "Caliente"?
¿Acaso sólo los hombres tienen el derecho de opinar sobre el tema?

Ser hombre y caliente, es normal. 
Ser mujer y caliente es considerado vergonzoso.

¿Por qué para algunas cosas estamos al mismo nivel que los hombres, pero para otras no?
Son sólo algunas preguntas que siempre me hago.... ¿Usted no?

He escuchado que es porque las mujeres tenemos los hijos, y eso nos obliga a comportarnos como "damas".
No creo que exista relación entre ser una dama y el derecho que tenemos como seres humanos de expresar nuestras necesidades ya sean afectivas o fisiológicas.

Twitter me ha permitido conocer como piensan y opinan cientos de mujeres, a lo mejor ahí es donde han encontrado una manera de expresar lo que sienten, sin sentirse juzgadas. Qué lástima, que algunas aún le teman a lo que "piensan los demás"...

Deberíamos de ser una sociedad más abierta, más humana, más comprensiva. 
¿Por qué debemos destapar nuestras necesidades, nuestras inquietudes protegidas por el anonimato?
¿Por qué no podemos opinar en nuestras casas, con nuestras parejas, con nuestros amigos?
¿Por qué si todos sentimos y hacemos exactamente lo mismo?

Es que acaso las mujeres no sentimos placer, no nos excitamos, no necesitamos de contacto físico al igual que los hombres?
Los hombres y las mujeres no somos iguales en muchos aspectos, pero tenemos el mismo derecho de expresarnos libremente sin ser juzgados o tachados con un calificativo, que nos humilla o pretende hacerlo.

Somo libres de sentir, de pensar y de querer lo mismo.
¿Y usted se considera "Caliente"? o ¿simplemente hace valer su derecho de decir lo que se le da la gana?

Yo.... ya me respondí esa pregunta.

Patricia.

Del baúl...

Empezar a escribir no es fácil, hay tantas cosas que tengo en el baúl guardadas, sólo esperando para salir. 
Puede ser que me den satisfacciones o que me revienten en la cara, pero el que no arriesga no gana...dicen...

En mi baúl siempre a estado esperando respuesta la pregunta ¿Quién soy? y he pasado gran parte de mi vida tratando de responder...
Sé que soy un ser  humano, antes que nada. 
Una mujer, madre, hija, nieta, hermana, tía, cuñada, esposa, amiga, enemiga, compañera, vecina, conocida, alumna, maestra, y tantas cosas más....que por eso mismo me pierdo.

Soy tantas cosas...y a la vez sólo una.

Tengo tantas cualidades como defectos, tengo sentimientos y pensamientos, unas veces cuerdos otras tantas no tanto.
Soy un ser tan complejo y a la vez tan sencillo, soy tan negro como blanco. Puedo ser tan buena, como mala.

En mi búsqueda de respuestas, siempre he encontrado más preguntas, porque hay días en que pienso que puedo con todo, que el mundo es pan comido...y otros en que la depresión se apodera de mi y no soy capaz de levantarme. 
Mis días se pierden en esa búsqueda mientras paso del amor al odio, de la euforia al llanto, del deber al querer...
¿Cuándo acabará esta búsqueda? ¿Encontraré algún día la respuesta? 
Tal vez y sólo tal vez (sin ser muy optimista) entre las letras de estos pensamientos encuentre alguna respuesta, que me diga un día, quién en realidad soy y porque estoy y soy así. 

Por el momento, soy Patricia... nada más y nada menos.

Patricia.

sábado, 11 de junio de 2011

Como la primera vez...

Esta es la primera vez que escribo algo, éste es por lo tanto mi primer blog.
Arriesgado... No soy escritora, y no pretendo serlo, sólo quiero un espacio para compartir (si es que a alguien le interesa) mi muy personal punto de vista sobre todo, sobre todos, o de repente sólo sobre aquello que sólo me incumbe a mí.
Egoísta, puede ser. Escribir para mí, es una manera de adentrarme en mis pensamientos, en mis miedos y de compartir un rato con mis monstruos.
Aquí está la primera entrada, el primer acto, la primera impresión.
Si me lee, no me juzgue, mejor hágame una crítica.
Y si no le gusta, vuelva....porque tengo mis días.

Patricia.